logo

+34 686 18 90 20

info@tuhijoalextranjero.com

Zumarraga 9

Madrid, 28023

09:00 - 19:00

Lunes a Viernes

Suiza

SUIZA

Aunque está rodeada de otros países de la UE, Suiza no es miembro, ya que sus ciudadanos rechazaron la adhesión a la UE en un referéndum de 2001. Sin embargo, Suiza ha sido parte de las Naciones Unidas desde 2002 y las relaciones con la UE se basan en acuerdos bilaterales. La neutralidad es uno de los factores más importantes de la identidad nacional suiza y Suiza ha tendido a mantenerse al margen de los enfrentamiento globales desde que adoptó una postura neutral en 1815.

Suiza una buenísima opción para profesionales y estudiantes de todo el mundo que deseen avanzar en desarrollo académico, empresarial y profesional, además de tener la oportunidad de desarrollar una red que contactos por toda Europa. Realizar un programa en Suiza proporcionará no solo un enseñanza educativa de primer nivel, sino también una experiencia cultural en un país con preciosos paisajes y personas educadas y ambles.

Los idiomas oficiales de Suiza son el alemán (en el norte, el centro y el este de Suiza), el francés (en el oeste de Suiza), el italiano (en el sur de Suiza) y el romanche, un derivado del latín (en sudoeste de Suiza). Es posible estudiar en los tres idiomas oficiales en Suiza, siempre que se tenga un buen conocimiento del idioma que se siga en el centro educativo.

En Suiza, más del 90% de los niños van a colegios públicos, que están considerados entre las mejores del mundo. Alrededor del 20% de la población suiza es extranjera. En Suiza hay colegios bilingües, colegios internacionales, internados y colegios oficiales de otros países.

Sistema educativo

Suiza es un país que considera que el conocimiento y la educación son recursos extremadamente importantes. Tanto es así que la educación de este país es reconocida en todo el mundo y los estudiantes obtienen altos resultados en matemáticas y ciencias en relación con el resto de los países de Europa.

El sistema educativo está descentralizado y cada uno de los 26 cantones tiene su propio sistema educativo. Algunos contenidos varían de un cantón a otro. Los cantones eligen qué idiomas se enseñan en cada colegio, la duración del día escolar, el programa de estudios y las edades para matricularse. Dependiendo del cantón, las escuelas enseñan en alemán, en francés, en italiano o en romanche. La Conferencia de Directores Cantonales de Educación Pública intenta coordinar los sistemas escolares de los cantones, pero su poder para hacerlo es limitado. El gobierno federal y los gobiernos de los cantones comparten las responsabilidades de la educación superior.

Sin embargo, la estructura del sistema educativo suizo es aproximadamente la misma en todos los cantones e incluye tres niveles, así como el nivel terciario o de educación superior.

Todos los niños en Suiza deben realizar en el colegio hasta el grade nine (alrededor de los 15 años de edad), a la finalización del cual los estudiantes son dirigidos a programas de prácticas, programas especializados o carreras universitarias.

La edad mínima de inscripción para educación infantil kindergarten son cuatro años y la en la que se separan a los niños por curso escolar (31 de julio) se han armonizado en los cantones que han adoptado un acuerdo nacional.

El ciclo de primaria generalmente comienza a los seis años. Es obligatorio y gratuito en la educación pública. Al final de este ciclo primario, un niño debe continuar con la educación secundaria inferior. Al igual que con el kindergarten, los padres deben proceder a matricular a sus hijos a través de la administración educativa local.

La escuela secundaria inferior (Lower secondary School, Secondary I) es obligatoria y gratuita y marca la etapa final de la educación obligatoria. Los niños en estos cursos tienen edades comprendidas entre 12 y 15 años. No hay un examen oficial al final del ninth grade, el último año de este ciclo, por lo que los estudiantes no reciben un certificado de graduación.

A los estudiantes se les clasifica según el desempeño académico, las recomendaciones de los profesores y tal vez un examen. Los resultados de los exámenes, el comportamiento y la actitud hacia el trabajo se utilizan para determinar si un niño continúa al siguiente curso en el ciclo superior.

A la edad de 16 años, los alumnos pasan a la educación secundaria superior (Upper secondary Education, Secondary II), que generalmente dura de tres a cuatro años. La educación secundaria superior no es obligatoria y se divide en dos grupos: educación general y profesional. Alrededor del 20-30% de los estudiantes asisten a un colegio de secundaria (comúnmente llamada gymnasium en alemán, gymnase o lycée, en francés y liceo en italiano). Más de dos tercios de los estudiantes pasan a la formación profesional.

Esto significa que el estudiante en prácticas pasa la mayor parte de su tiempo trabajando para un empleador reconocido, pero asiste a un instituto de formación profesional durante uno o dos días a la semana.

Las escuelas secundarias superiores están reguladas conjuntamente por las autoridades cantonales y federales, pero las autoridades cantonales a menudo establecen requisitos de admisión. En la mayoría de los cantones, se realiza un examen de acceso para determinar si un estudiante puede estudiar en dicha escuela.

Al final de sus estudios de bachillerato, los estudiantes deben hacer una especie de tesis y aprobar una serie de exámenes que, si se completan con éxito, dan como resultado un matura (certificado de finalización de la escuela secundaria) que permite la admisión a universidades cantonales e institutos federales de tecnología. Hay veces en las que los estudiantes tienen que realizar otros exámenes adiciones para solicitar plaza en la universidad, como es el caso de ese estudiante de habla francesa desea estudiar medicina en una región de habla alemana.